viernes, 10 de abril de 2009

Acerca de los Desafíos



Texto de Ana M. Fernández Vuono


Si usted está a punto de ingresar en el fantástico mundo de los desafíos, no desista antes de intentarlo. ¡Vale la pena!

Lea con atención estas reflexiones y dése una oportunidad.

¿Qué le parece este pensamiento?: “Lo difícil no existe; lo imposible, me va a llevar un poco más de tiempo”. O este otro: “Todos mis sueños son realizables mientras la vida no me demuestre lo contrario”.

Esto tiene la finalidad de poner en marcha su fe y su optimismo, pues la energía sigue al pensamiento.

Ahora conéctese con su deseo…

¿Ya lo hizo?

Piense que afrontar un desafío habrá de ponerlo en contacto con todo aquello que se encuentra latente y dispuesto a ser activado en usted. ¡ No se pierda la maravillosa ocasión de descubrirse ! ¡ Vamos, no arrugue !

¿Qué me dice del entusiasmo y la voluntad que podrían despertar en su interior?

Procure ahora dar otro paso: establezca con precisión la primera meta y vea cómo se siente al avanzar.

Redoble esfuerzos. Corra riesgos. No se deje capturar por la desesperanza. ¡ Otros lo han logrado antes que usted ! Si llegó a esta etapa, ya no querrá volverse atrás.

No escuche a nadie: sólo a su intuición. La gente que no ha vivido esta experiencia no va a comprenderlo. Busque a sus pares: ellos sabrán apoyarlo en los momentos de silencio y oscuridad. A veces el horizonte se desdibuja de tanto que se aleja.

Ah, tenga cuidado con la envidia de los que no se atreven. No van a perdonarle la osadía de haberlo intentado.

La experiencia presentará dificultades, obstáculos e impedimentos que generarán demoras aleccionadoras. Conserve la serenidad para mantenerse receptivo y trabaje en el desarrollo de las cualidades de observación, asimilación y síntesis. Convierta el conocimiento en sabiduría mediante la acción.

Piense que, en un futuro podría encontrar alguna persona que desee zambullirse en esta aventura y usted podría ser su compañero de viaje. Nunca se sabe…

Y si acaso no alcanzara lo que busca, no importa: ¿no es más relevante el proceso que el resultado? Piense en el placer de haber llevado a la práctica sus mejores habilidades y de haber parido nuevos recursos internos. Este es su auténtico patrimonio, del cual nadie podrá despojarlo.

Haga la prueba: Atrévase a caminar sobre el fuego.
¿Se anima?


5 comentarios:

Carolina Badilla dijo...

Hola Ana María, primero que todo me presento, soy Carolina y mis blogs son "El Rincón de la Poetisa" y "Acosadora Textual" y bueno, llegué a ti por medio de Ángel Poético.

Te Felicito por tu espacio y todo lo que compartes, entregas y enseñas a través de éste, y refiriéndome a tu último tema posteado, debo decirte que comparto contigo esa visión de empuje desafiante, optimismo visionario y fe imperecedera. siempre va a valer la pena intentar conseguir nuestros sueños, metas y así crecer, conocernos mejor y a su vez, a los demás...Sabio refrán es ese que dice: "El que no se arriesga no cruza el río!" .

Bueno ha sido un gusto participar en tu blog, estás cordialmente invitada a participar en los míos y a disfrutar de mis poemas.

Bendiciones!

Carolina :)

liberenaandrea dijo...

Positivo y que bien se siente alcanzar la meta!!!!!disfrutando el proceso por mas duro que sea, pareciera una contradiccion pero no lo es.

Ana M. Fernandez Vuono dijo...

Hola Carolina! Gracias por tu mensaje. Me encanta el nombre de uno de tus blogs "Acosadora Textual". Es muy original! Visitaré tu blog. Un abrazo! Ana

Ana M. Fernandez Vuono dijo...

Hola Andrea! Si, el proceso se disfruta porque cuando uno elige, nunca resulta duro! Un beso. Ana

Jorge Ángel Aussel dijo...

Hola Ana María, quiero comunicarte que desde hace tres días lancé un nuevo blog en el cual escribo notas personales referentes a reflexiones de diferente índole.

Te invito a que lo conozcas. Te envio un gran saludo.

Ángel Poético