domingo, 27 de enero de 2008

Interiores



Poema de Ana M. Fernández Vuono


Sensaciones vibrantes.

Color rosado en la mirada.

Ambigüedades instaladas.

Pensamientos que se comen a sí mismos
retardando decisiones e imponiendo esperas no deseadas.

Hostilidades no resueltas
empujando desde adentro.

Sombra-luz tironeando la conciencia.

Elección.

Espacios vacíos,
cada vez más vacíos,
convocando a la nada-todo.

Saltos atroces desde abajo
intentando ascender.


Palabras fusiladas y sangrantes
- no se escuchan -.

Tristeza que profana
- violadora implacable -.

Esperanza degollada
- mutilando el alma -.

Amor-odio tironeando la conciencia.

La vida-muerte dando gritos.

Todo acaba-comienza.

Sembrar es cosechar.


¿Habrá un mañana?



4 comentarios:

Gaby dijo...

tus poemas en realidad son hermosos!!!!
me quito el sombrero ante tal habilidad tuya!!!
en realidad eres increíble!!!

a la brevedad posible linkeare tu sitio....
saludos!

Ana M. Fernandez Vuono dijo...

Hola Gaby:
Gracias por tus palabras.
Saludos!! Ana

maxito dijo...

Oye que chévere leer tus palabras,asi con una onda sentida, vivida y experimentada, lindo y profundo,un gustaso

Ana M. Fernandez Vuono dijo...

Gracias Maxito! Me encantó tu comentario. Saludos. Ana